ca-pub-2649426768334603 GRANDES TESOROS OCULTOS: LOS EXPLORADORES DE HITLER. RESEÑA DE HISTORIA CON MINÚSCULAS
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 22 de diciembre de 2017

LOS EXPLORADORES DE HITLER. RESEÑA DE HISTORIA CON MINÚSCULAS


Ayer nuestras secciones europeas interceptaron un comunicado alemán enviado de El Cairo a Berlín. Los nazis organizaron equipos de arqueólogos en todo el mundo en busca de objetos religiosos. Es una manía de Hitler. Está obsesionado con el ocultismo”.
(Indiana Jones en busca del Arca Perdida, 1981)

Dentro de la locura que sufrió Alemania entre 1933 y 1939, uno de sus más grandes desvaríos fue crear una sociedad llamada Studiengesellschaft für Geistesurgeschichte‚ Deutsches Ahnenerbe , (o lo que es lo mismo “Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana”. Más conocido por su última palabra (Ahnenerbe)), que buscaba por un lado el estudio y difusión de la ideología nazi, y por otro hallar las raíces arias del pueblo alemán tanto en las tierras europeas como en los lugares más lejanos del mundo. La Ahnenerbe era esencialmente una sociedad pseudocientífica en la que se amalgamaba desde las teorías nazis raciales, hasta los más absurdos mágicos con los que crear el famoso Reich de los Mil Años. Fue una sección monopolizada por las SS y que estuvo muy influenciada por las doctrinas ocultistas de la llamada Sociedad Thule. Para conocer este mundo tan oscuro el historiador e investigador Javier Martinez-Pinna, se adentra en sus mismas raíces y nos lleva a uno de sus aspectos más curiosos de esta sociedad: la búsqueda arqueológica y mística que hicieron distintos grupos de exploración en busca de las raíces arias y de las llamadas armas de poder las cuales llevarían al Tercer Reich a la victoria final. Con todos ustedes el libro, Los exploradores de Hitler: SS-Ahnennerbe (Nowtilus, 2017).

¿Se acuerdan ustedes de aquella película de Jean-Jacques Annaud titulada Siete años en el Tíbet? Para quien no la haya visto, se trata, sobre todo en su principio, del viaje de exploración que hicieron unos alemanes al mismo Himalaya con la intención de buscar allí los orígenes raciales arios con los que demostrar al mundo que eran descendientes de una raza superior. Luego dos de ellos se escapan de la expedición y acaban viviendo durante algunos años en el mismo corazón de Potala hasta la invasión China del Tíbet. Pero quedemos con la primera parte, y tomémosla como ejemplo de la locura arqueológica nazi que no dudaba en enviar a sus pseudocientíficos a cualquier parte del mundo, ya fuera Centroeuropa, el Este de Europa, o lugares tan distantes como América del Sur o el mismo Himalaya para buscar sus orígenes. Muchos dejaron sus vidas en aquellos viajes, pero para el gerifalte Himmler nada importaba más que dar lustre a las teorías nazis. Estos viajes pueden parecer inocentes e infantilmente desatinados, pero con ello se quería justificar que los alemanes eran superiores a cualquier raza del mundo y que por eso no importaba aniquilar a medio planeta con el fin de alcanzar una raza pura de hombres y mujeres perfectos. Como se puede ver un fin de lo más siniestro.

A través de estas expediciones arqueológicas que nos describe Javier Martínez-Pinna, se observa cómo sus encargados tenían además la misión de hallar objetos de poder de distintas religiones (incluso judía, les daba igual saltarse sus retorcidos dogmas) para que Alemania además, de rebote, ganara la guerra. Se buscaron objetos como el martillo de Thor, la piedra del destino, la lanza del destino, el Santo Grial (destaca el viaje que hicieron a Montserrat), el Arca de la Alianza, la calavera del destino, la Mesa de Salomón en Toledo… cualquier arma u objeto con patina de mágico le valía al Führer para creerse el paladín de su propia cruzada. E incluso hasta se buscaron lugares míticos como la Atlántida. Y es a través de todos estos viajes como la Ahnenerbe se convirtió también en una sociedad caza tesoros que no dudaban en rapiñar cualquier cosa que se encontraran, al igual que hacían los que robaban tesoros artísticos.
Así pues Javier Martínez-Pinna nos sirve un menú de lo más variado: historia, aventuras, tesoros imposibles, ocultismo, esoterismo, cábala, magia en el Tercer Reich… Una variedad de ingredientes que no han de perderse y que les llevara por todo el orbe. Los exploradores de Hitler: SS-Ahnenerbe es uno de esos ensayos sobre la Segunda Guerra Mundial que hará las delicias de aquellos expertos en este campo, y que disfrutarán aquellos que deseen conocer una parte curiosa de la historia. ¡Que lo disfruten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario